Categorías
clown_consciencia

ayer, hoy, mañana

Problemas de ayer, hoy ¿y mañana?

No podemos resolver problemas internos con cosas externas.

La paz interior solo se encuentra dentro de nosotros.

¿Y sabes qué?

Ya tenemos paz, solo es cuestión de deshacer las capas y capas de defensas contra el dolor original que vivimos durante la infancia y que no podíamos sentir ni procesar en ese momento.

Cuando tratamos nuestras capas de dolor, nos acercamos a la paz interior en el centro de nuestro ser.

Muchas veces cuando tenemos conflictos o desacuerdos con otras personas adultas o pequeñas, la forma en que respondemos se basa en el dolor y los problemas de nuestro pasado.

Muchos de nosotros no somos conscientes de cómo dolores de la niñez afecta al presente y menos personas estamos preparadas y capaces de enfrentar y mirar la magnitud de nuestro dolor infantil.

Tenía 24 años cuando una amiga me dijo: para alguien que dice que tuvo una infancia y una familia tan maravillosas, tienes poco contacto con tu familia. No les visitas y vives muy lejos. Y ahí fue cuando todo empezó a cambiar. Y todavía aún está cambiando.

Al parecer no sucedió, ni cambió mucho dentro de mí después del comentario de esta amiga, pero la conversación creó el espacio para cuestionar la narrativa que siempre conté (y me habían contado) y fue absolutamente crucial para tomar el camino de vivir mi verdad y sanar mis heridas de la infancia.

La próxima vez que te encuentres en un discusión acalorada trata de hacer una pausa y preguntarte ¿quién está presente? ¿Nosotras, las personas adultas o las niñas interiores quienes están en un estado de rabieta?

La pausa, la curiosidad y la reflexión son imprescindibles para sanarse y un compromiso al sanarse es un paso gigante hacia un mundo mejor para ti, para las otras personas y para el planeta. La contaminación del planeta es el reflejo de nuestra basura interna: millones de personas que no se responsabilizan de su paisaje interior.

Esta es la clown consciencia: abrirse al dolor para curarse.

Hasta aquí mi reporte, por el día de hoy, seguiremos indagando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *